Los 10 tipos de estudiantes de Selectividad en Aragón

0

Los que están más horas fumando en la puerta de Filo que dentro estudiando, las que para ir a Económicas se ponen taconazos… ¿Qué tipo de estudiante eres tú?

Ha llegado Selectividad, ese periodo por el que todo estudiante que quiera entrar a la universidad debe pasar. A pesar de ser unos días horribles llenos de nervios, miedos, dudas e incertidumbres, todo acabará mereciendo la pena al haber pasado todos esos días en la biblioteca. Estudiando sí… pero rodeado de tus amigos.

Todo ese tiempo que uno pasa encerrado nos permite analizar las diferentes personalidades que cualquier alumno puede encontrar en una sala de estudio. Aquí os hacemos un pequeño resumen de los diez tipos de personas que llenan estos días las bibliotecas de Aragón.

¿Cuál de estas personalidades es la más cercana a la tuya?

  1. El Relaciones Públicas

Se trata de esa persona que está constantemente rondando por las mesas saludando a gente. No hay persona que no conozca. Que si de una noche en Point, que si un amigo que hizo en las fiestas de La Vaquilla en Teruel… Es el mismo amigo que se pega las noches de Pilares perdido por Interpeñas saludando a unos y a otros.

  1. El Fumador Social

Si las colillas de la entrada de las bibliotecas hablaran… Seguro que tenéis algún amigo que se pasa el día entero buscando excusas para salir fuera a fumar. Pero nunca está solo, siempre se las ingenia para engañar a alguien para que salga a fumar con él. Si alguien te dice algo tipo “Salimos a fumar y repasamos los apuntes” huye. ¡Es una trampa!

  1. El Juan Valdez

A este otro ser se le identifica por sentir la necesidad constante de ir a por un café. Siempre a modo de excusa para no estudiar, claro. No es cuestión de necesidad, es cuestión de no estudiar. Y cuidado, que este también intenta ir siempre acompañado…

  1. La Kardashian

“Cloc, cloc, cloc…” La sala de estudio de Filo entera levanta la cabeza ante ese taconeo. ¡Ahí está! ¡Es ella! Y es que hay chicas que piensan que la biblioteca es la antesala de la New York Fashion Week; taconazos, vestido de boda, maquillaje de la escopeta de Homer…

  1. El estudiante fantasma

¿Qué pillar sitio en Filo a media mañana es imposible?, ¿Que en Económicas no cabe un alfiler después de las 9? ¡Pues saca tu lado fantasma! Todos tenemos un amigo que nos pide que le guardemos el sitio, que “irán un poco más tarde”… pero nunca aparecen. Ellos son los estudiantes fantasmas.

  1. El Fucker

Estos no han venido a estudiar, han venido a pillar cacho. Su modus operandi consiste en poner cara de interesante y buscar con la mirada a aquella persona que le gusta. Los detectarás por tener la mesa ocupada por su Mac y un montón de folios desordenados, y por usar los cascos más grandes del mercado. Seguramente vuestro amigo fucker acabe con vuestra amiga Paris Hilton en algún momento en el que coincidan haciendo un ‘Juan Valdez’ o un cigarrito fuera… está todo conectado.

  1. El listillo

Sus frases favoritas son “¿no te has estudiado eso? Es súper importante”, “¿Te has leído los textos? De ahí sale la mitad del examen” o “Estos 1000 folios son muy fáciles, me los he leído un par de veces y ya me los he aprendido”… Seguramente es de los que prefiere ir a estudiar a la biblioteca del barrio, para no perder tiempo.

  1. Myrtle La Llorona

Su vida se basa en quejarse sobre lo mucho que tiene que estudiar y lloriquear por lo cerca que está la fecha del examen. Se va a pegar llorando la semana entera y no se dará cuenta de que si parase de moquearse podría estudiar perfectamente… ayúdala.

  1. El abuelo

Vale, sí… no es un estudiante. ¡Pero todas las bibliotecas y salas de estudio tienen su abuelo! Normalmente está leyendo el periódico o haciendo Sudokus mientras escucha música con su Discman o radio. A nosotros nos desespera porque siempre está ocupando uno de los mejores sitios de la sala, pero hay que reconocer que su habilidad para llegar a tiempo a pillar uno de los periódicos gratis que reparten en la puerta es admirable.

  1. El Elegido

Es el dios que todo lo sabe, el único hombre capaz de aparecer 5 minutos antes del examen y sacar una notaza. Es injusto, da rabia… pero es tu amigo. Es como cuando se te cuelan en la fila del Calamar Bravo: te podrás quejar, sí, pero el mal ya está hecho… El Elegido es capaz de hacer su quiniela personal sobre lo que va a entrar en el examen. ¡Y siempre acierta! Además se recochinea de ti diciendo frases del estilo: “¿Cómo no te has estudiado esto? ¡Si estaba claro que iba a entrar!”.

Dejar respuesta

12 − 7 =