El tranvía cobra vida y promete acabar con la ciudad

0

El tranvía de Zaragoza, después de mucho tiempo advirtiendo a la ciudad de su odio por los seres humanos, ha cobrado vida y ha amenazado con acabar con todo Aragón si los ciudadanos no empiezan a mostrarle más respeto.

Los últimos accidentes que rodean al tranvía no permitían sospechar que éste acabaría despertándose para declarar la guerra a nuestra ciudad. Según los expertos, el tranvía está buscando nuevos esbirros en la ciudad para que le defiendan de críticas y accidentes.

El tranvía, el nuevo Skynet

Como si del nuevo líder de la rebelión de las máquinas se tratase, el tranvía de Zaragoza ha jurado vengarse de Zaragoza después de cinco años aguantando el desprecio y el maltrato de los ciudadanos.

“El tranvía está convencido, si no recibe lo que quiere destruirá Aragón y se cebará en especial con Zaragoza. Respeto, un mayor cuidado, más higiene por parte de las personas, que la gente no entre sin pagar y que no hagan más líneas de tranvía, esas son las normal de éste para no arrasar con todo”, explicaba uno de los fanáticos del tranvía de Zaragoza.

Solo una línea de circulación, la primera condición para no aniquilarnos

El hecho de que exista la posibilidad de aumentar la presencia del tranvía en Zaragoza es uno de los temas que más le enfada, por lo que de aprobarse la construcción de una segunda línea no solo podría ser el final de nuestra paciencia conduciendo entre las obras, sino que podría ser el fin de nuestras vidas.

“El tranvía quiere la ciudad para el solo, por eso que no quiere nuevas líneas, nada de compartir el poder. Las obras de nuevas líneas supondría condenar a Zaragoza a una muerte segura”, declaraba un esbirro.

Dejar respuesta

diecinueve − seis =